El trabajo en clúster permite a aquellas empresas que comparten retos estratégicos la superación de barreras competitivas determinadas por su reducida dimensión en base a actuaciones y proyectos de colaboración.

 

 

      Acciones:

 

 

·         Clusterización. Una de las principales acciones es relanzar la estrategia de clústers industriales, que responda a las necesidades de formación, desarrollo tecnológico, internacionalización y cooperación. Se propone lanzar un programa de clústers emergentes, con los objetivos principales de promover los clústers industriales, que podrán utilizar la marca asociada al programa y participar en los proyectos de orientación estratégica, formación, tutoría en materias de cooperación internacional y de innovación, así como formar parte de actividades de networking a nivel nacional e internacional.

 

 

·         Organizaciones clúster. El Plan recoge la concesión de ayudas a la dinamización de las organizaciones clúster y el asesoramiento a clúster managers para garantizar la máxima profesionalización y eficacia en su gestión. Se desarrollará, además, la línea de colaboración entre organizaciones clústers, para el desarrollo de una innovación tecnológica alineada con la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3).

Será esencial reforzar el papel de las organizaciones clúster como agentes de promoción de la cooperación interempresarial, impulsando proyectos concretos de cooperación que impliquen compartir una cuenta de resultados propia.

 

·         Industrias emergentes. El Plan contempla la identificación y potenciación de industrias emergentes, articulando mecanismos de colaboración con los clústers para generar actuaciones que impacten en la cadena de valor completa, desde la I + D hasta el mercado, incluyendo estrategias de dimensionamiento, coordinación y / o convergencia.