El Plan apoya la continuidad de proyectos empresariales industriales que pueden ser viables en el contexto competitivo global, también los que presentan dificultades. Se desarrollarán medidas orientadas a la implantación de nuevas actividades industriales basadas en la recuperación del espíritu industrial.

 

 

Acciones:

 

·         Apoyo a nuevos proyectos empresariales. Programa de apoyo a la creación de nuevas empresas, a través de la aceleración industrial y tecnológica y estrategias de coinversión. Creación de un programa de avales técnicos y financieros para PYMES tractoras desde la potenciación de ISBA a través de la ampliación de su capital y de su capacidad para la concesión de avales.

 

·         Inter y intraemprendimiento. Se pondrán en marcha instrumentos financieros para impulsar la reestructuración empresarial. Además, se crearán programas de asesoramiento para ayudar a las empresas con reestructuración y con la transmisión empresarial.

 

·         Reestructuración de empresas con dificultades. Creación de sistemas de ventanilla única para mejorar la coordinación y simplificación administrativa. Evaluaciones continuas de actuaciones sectoriales de financiación de alto impacto, en colaboración con los clústeres.

 

·         Mejora del entorno institucional y simplificación administrativa. Conversión del IDI (Instituto de Innovación Empresarial) en una Agencia de Desarrollo Regional, dotándolo de los recursos necesarios para cumplir su misión y desarrollar el Plan Industrial.